Tardes de verano

¡Cuántas palabras se perderán en el hastío de las tardes de verano! ¡Cuántas sonrisas amedrentadas por la tristeza de sabernos solos! ¡Cuántas lágrimas sostenidas ajando corazones, destruyendo sueños que alguna vez tuvimos tú y yo! ¿Recuerdas cuando me buscabas, cuando te buscaba? Cualquier suceso era mágico, nuevo, arrebatador. Atrás ya la juventud, los juegos, la música de sabernos vivos. Atrás ya la ignorancia y el arrebato; pequeñas muertes desgastándonos, entristeciéndonos, rodeándonos – como estamos- de muertos vivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s